martes, 12 de octubre de 2010

Los medios hacen el circo… y ¿La naturaleza?

Chi-chi-chi-le-le-le ¡Universidad de Chile! Desde acá le doy mi total apoyo a 33 personas que, tras cavar en las entrañas mismas de la Tierra, quedan enterradas. Si, el valor, la fuerza de cada uno de ellos, 69 días alejados de todo.

Un hecho sin precedentes, una cobertura mediatizada. ¡Cuánto poder tienen los comunicadores! Mantienen a un país en vilo. No, no estoy hablando de Chile.

¿Sería lo mismo esta catástrofe, si los medios la hubieran minimizado? Una nota de 1 minuto, un cuarto de página.

Es un hecho importante, no hay como negarlo. Pero en este país hay notas más importantes. Situaciones nuestras. Los problemas del día, los ayunantes, la apertura de avenida 8 en San José.

Hoy todo Costa Rica esta en vilo frente a un televisor, siguiendo a los chilenos atrapados. ¿Cuántos saben de los ayunantes? ¿Cuántos conocen a los candidatos para sus respectivas alcaldías?

No es la primera vez, ni será la última, que pase una catástrofe en una mina. Todas levantan compasión, lágrimas. Hay hombres, mujeres, niños; ¡familias! El humanismo es una parte fundamental, el día que la humanidad le vuelva la espalda al Ser Humano, ese día seremos máquinas.

Imposible que deje de pensar, qué hacían esas personas en ese lugar. Estaban taladrando las entrañas de la Tierra. Todos los días una herida, todos los días una cicatriz. Vale el dinero, tanto, como para desechar y herir este planeta.

La naturaleza ha soportado. Callada. Lentamente se cobra, cobra muertes por miles. Catástrofes que marcan ciudades. Es una dicha que no cobre una muerte por cada árbol talado.

Unido, el mundo unido. Cada vez que hay una gran pérdida o una catástrofe. Solo así.

El Planeta debería estar unido siempre. ¡Siempre! Sueño con un mundo unido, un mundo que gire junto al planeta, un mundo que apoye a los que mueren de hambre, un mundo que saque a los traidores del poder, Un Mundo.


 

Costa Rica no esta exenta en este circo mediático. Eso es todo. No minimizo el sufrimiento de 33 personas acostumbradas a vivir en ese lugar. No digo que sus familias no sufran. Solo pido que se alejen los medios, que se alejen los políticos. Un simple: "Rescatan a los 33 mineros" bastaba para alegrarse. Dar gracias a quien usted, lector, guste.


 

Disculpen, no suelo pensar de la misma forma.


 


 


 


 

miércoles, 18 de agosto de 2010

[Pablo Neruda] Llénate de mí



Llénate de mí.
Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame.
Pídeme. Recógeme, contiéneme, ocúltame.
Quiero ser de alguien, quiero ser tuyo, es tu hora.
Soy el que pasó saltando sobre las cosas,
el fugante, el doliente.

Pero siento tu hora,
la hora de que mi vida gotee sobre tu alma,
la hora de las ternuras que no derramé nunca,
la hora de los silencios que no tienen palabras,
tu hora, alba de sangre que me nutrió de angustias,
tu hora, medianoche que me fue solitaria.

Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.
Yo soy esto que gime, esto que arde, esto que sufre.
Yo soy esto que ataca, esto que aúlla, esto que canta.
No, no quiero ser esto.
Ayúdame a romper estas puertas inmensas.
Con tus hombros de seda desentierra estas anclas.
Así crucificaron mi dolor una tarde.
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.

Quiero no tener límites y alzarme hacia aquel astro.
Mi corazón no debe callar hoy o mañana.
Debe participar de lo que toca,
debe ser de metales, de raíces, de alas.
No puedo ser la piedra que se alza y que no vuelve,
no puedo ser la sombra que se deshace y pasa.

No, no puede ser, no puede ser, no puede ser.
Entonces gritaría, lloraría, gemiría.
No puede ser, no puede ser.
Quién iba a romper esta vibración de mis alas?
Quién iba a exterminarme? Qué designio, qué palabra?
No puede ser, no puede ser, no puede ser.
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.

Porque tú eres mi ruta. Te forjé en lucha viva.
De mi pelea oscura contra mí mismo, fuiste.
Tienes de mí ese sello de avidez no saciada.
Desde que yo los miro tus ojos son más tristes.
Vamos juntos, Rompamos este camino juntos.
Será la ruta tuya. Pasa. Déjame irme.
Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame.
Haz tambalear los cercos de mis últimos límites.

Y que yo pueda, al fin, correr en fuga loca,
inundando las tierras como un río terrible,
desatando estos nudos, ah Dios mío, estos nudos
destrozando,
quemando,
arrasando
como una lava loca lo que existe,
correr fuera de mí mismo, perdidamente,
libre de mí, furiosamente libre.
Irme,
Dios mío,
irme!

lunes, 19 de julio de 2010

Una canción

Lo grité, lo grité como pocas veces lo he hecho. Espero lo escucharas, sé que así fue.

Lo grité, lo grité. ¿Lo escuchaste? El eco retumbó en lo más profundo, fue y volvió… fue.

Me jodí. Sí, me jodí pero la cerré.

Sé que lo escuchaste, estabas ahí, yo te llevé. Un día nuevo, un día a la vez.

La cerré, escuchaste, la cerré. La cerré sin seguro.


 


 


 


 

miércoles, 14 de julio de 2010

6 horas de fila y 5 minutos de consulta

Por una fisura


Clínicas no dan abasto y se le suma

desperdicio de tiempo de los médicos



"Jose, me quebré el tobillo", fue la llamada con la que Rosibel llamó a su hermano mayor, luego de una caída. Esto le sucedió el pasado lunes 28 de junio. Ella se encontraba en el Colegio Técnico de San Sebastián. Su hermano, de inmediato fue a recogerla para llevarla a la Clínica Carlos Durán.

Tras el papeleo, necesario, en el colegio, pudo llevarse a su hermana. "Iba tranquila, se notaba que le dolía pero lo soportaba", menciona Jose. Se apresuró rumbo a la clínica, cuando buscaban un lugar donde parquear el carro, vieron una larga fila. Ambos pensaron lo mismo, esa era la entrada de emergencias. Blab lab la él jdslkfjlas

Fue así como Jose y su hermana Rosibel se dirigieron a la entrada, Él mandó a su hermana a sentarse en el filo de la acera, justo en la cola de la fila. A continuación se dirigió a la puerta, donde dos oficiales de seguridad controlaban el ingreso de los usuarios. "Disculpe, esta es la fila para emergencias", les preguntó, con toda la esperanza que no fuera así, eran unas 45 personas. La respuesta lo desesperanzó y no pudo evitarlo, "vale que son emergencias".

Se dirigió a ver como se encontraba su hermana, mientras alguien de la fila se reía de su comentario a los guardias. Ella, sentada en la acera acentuaba la cara de dolor. Rápidamente, decidió, solicitar una silla de ruedas. No hay, están todas ocupadas, fue la respuesta de uno de los guardas. "Yo no soy de esperar mucho", comenta Jose, por eso llamó a su hermana y le dijo que lo esperara un momento. Se dirigió a la Contraloría de Servicios de la Clínica, donde la única respuesta que obtuvo fue la de esperar. Simplemente no daban abasto con la cantidad de gente que había.

Después de varias discusiones y un par de llamadas de la muchacha que lo atendió, le consiguieron una silla de ruedas. Así, resignado a la espera, salió de nuevo y en la fila, la cual no había avanzado, esperó. Unos 45 minutos, estuvo ahí, esperando el turno de su hermana para ingresar.

Cuando por fin llegó su turno, se encontró con que debía hacer otra fila para valoración. Rosibel, mientras, no decía nada. Leyendo unos papeles que hay frente al consultorio, vió las categorías roja, para lesiones que pongan en riesgo la vida, amarilla para lesiones graves que no pongan en riesgo la vida y verde para cualquier otro tipo de emergencia. Rezó porque a su hermana la calificaran como roja, aunque sabía que, por más dolorosa que sea, una fractura en el pie no ponía en riesgo su vida. "Le dije que le dijera a la doctora que le dolía mucho, a ver si así nos daban algún tipo de ventaja", comenta. A pesar de esto, les dieron categoría amarilla y los mandaron a hacer otra fila más.

Esta vez era de unas 30 personas, emergencias y otro tipo de consultas revueltas, el desorden de nuestro sistema de salud, lamentable característica. Ya llevaba más de hora y media, entre filas y no los habían atendido. Cuando por fin llegó a la ventanilla, entregó los papeles y le dijeron, siéntese y espere que la llamen.

Así, la llamada tardó otra hora larga. El pie de su hermana se encontraba hinchado y morado y a ella se le notaba el dolor en su rostro. La doctora que la atendió le dijo que podría ser una fisura, que igualmente, necesitaba placas. Junto a estas le envió dos inyecciones, una para el dolor y la otra para la inflamación.

Para tranquilidad de ambos, la fila en Rayos X no era larga. Procedieron a hacerle la radiografía y luego se dirigieron a inyectables. Ahí tuvieron otra larga espera, casi una hora más.

Ahora solo restaba esperar la llamada para la revisión final. Ubicaron un campo en la sala de espera y eso hicieron, esperar. Ya llevaban unas 3 o 4 horas de estar en la Clínica.

Las voces, en su mayoría sonaban molestas, las horas de espera eran eternas. El acabose llegó cuando Jose se dio cuenta que ya habían atendido a un joven que había llegado mucho después que ellos, igualmente, le habían hecho las placas y lo habían inyectado después que a su hermana.

No soportó más la espera y se dirigió al consultorio de emergencias, donde debía ser atendida su hermana. Uno de los guardas de la puerta, de forma prepotente lo detuvo, le consultó que buscaba. Jose le dio la explicación del caso, llevaban más de 5 horas esperando. El guarda le dijo que él mismo iría a consultarle al médico de turno e ingresó al consultorio. Cometió el error de dejar la puerta entre abierta, Jose pudo observar que el guarda lo único que hizo fue hablar con una secretaria sobre su teléfono celular y salir de nuevo. "Ya están los exámenes aquí, en un momento lo llaman", le dijo el guarda. Traga y respira hondo, la cólera se le hace notoria mientras dice, "ese tipo, queriendo verme la cara, no le preguntó nada sobre mi hermana". Para colmos el guardia ni le había preguntado el nombre de ella.

No le dijo nada al guardia y se devolvió donde estaba su hermana, para este punto, tras 6 horas largas de espera, con varios pendientes que hacer, su tranquilidad se había esfumado. Apenas vió que el guardia se dirigió a otra puerta, volvió al mismo consultorio y sin tocar abrió la puerta y preguntó sobre su hermana.

La secretaria le explicó que había demasiada gente y los doctores no daban abasto. Levantó la vista y vió a 3 médicos hablando animadamente y riendo, otro, sentado en su escritorio se tomaba un jugo tranquilamente mientras hablaba por celular. Jose, los encaró a todos, les preguntó que si era una sala de estar o un consultorio, afuera había gente desde hacia muchas horas, como para que ellos estuvieran de vagos, "así se los dije".

Un joven médico, de forma prepotente le contestó que se esperara, que estaban en hora de almuerzo, que él iba a atender a su hermana. "Era el colmo, ese mae acababa de llegar, yo lo vi cuando entró", cuenta Jose. Así se lo dijo, al verse increpado, el doctor le solicitó 10 minutos para proceder a atender a su hermana.

Este, no es un caso aislado. El pasado 31 de marzo, Canal 7 lanzó un informe de la Contraloría General de la República, donde menciona que en los hospitales nacionales hay un gran desperdicio de horas médico. Solo en los tres mayores hospitales (Calderón Guardia, San Juan de Dios y Méjico) hubo un desperdicio de 85000 horas médico, tiempo suficiente para la atención de unas 255 mil personas. Así, es de esperar que el mismo problema afecte a las clínicas locales

Dicho y hecho, 10 minutos después llamaban a Rosibel, incluso brincándose a mucha gente que estaba antes que ella, pero con la misma categoría de emergencia. Tras 6 horas de espera, sin haber almorzado aún, el médico le dijo que era una fisura en una falange del dedo pequeño y no necesitaba yeso. La mandó a reposo unos días y la espera de 6 horas se transformó en una consulta de 5 minutos.

martes, 13 de julio de 2010

Vida

Inmadurez, tristeza, llanto;

hipocresía, destino, sombra.

Alma, alegría, camino.

Luz, suerte... ironía.

sábado, 10 de julio de 2010

Frases cortas

Un rastro de falsedades,
imágenes de barro,
lencería fina.
Engaño, distintas edades...
junto a ellas, confinado.

La soñaste. Solo eso.

Haciendo camino


Ven, camina conmigo...
a mi lado..
quitale la ropa a tu alma
caminemos otra vez
a pesar de que no quieres,
tal vez simplemente no puedes
ven te digo,
nuevo será el camino...

¡Qué madre!


Ya salió Osquitar y me quedé sin empleo.
Ya salió Osquitar y sigo sin mi BMW, es más, ni siquiera tengo carro. Peor aún, no tengo licencia, me la robaron hace una semana, gracias a la plena seguridad (ciudadana) en que nos dejas.

¡Gracias!

Por dejarnos un ICE debilitado, un gobierno de decretos, corruptos y mentiras.
Porque inauguraste la calle más moderna de Costa Rica, hace 30 años.
Inauguraste el hospital de Heredia y aún no se puede usar.
Vendiste una idea de democracia que no es, donde los miembros de la Iglesia no pueden hablar de política pero vos, si vos, don Oscar Arias, si podés y tu tribunal no hace nada.
Por mediatizar aún más la política, el mejor político definitivamente es el que más sale en TV.
Por el gran proyecto de minería a cielo abierto.

Te fuiste Oscar...

y nos dejaste la primera piedra de un mirador en Guanacaste.
y nos dejaste una placa, cada 100 metros.
y demostraste como el clientelismo político es la peor epidemia de este país.
e inauguraste el gran Estadio Nacional en un 75%. Por dicha nuestra selección de fútbol podrá jugar ahí. No se los otros deportes, pero por su calidad, dudo mucho que jueguen a un 75%.
Y olvidaste arreglar el puente, el desorden vial, la inseguridad ciudadana, un muerto diario, la hipócrita carrera contra el narco... perdida, programas avancemos "choriceados".
El sindicalismo atacado. El golpe de estado en JAPDEVA digno de tu buen amigo Hugo.

¿Cómo olvidar?

La platina.
La plata perdida de la CNE
El incendio en la bodega de la CNE donde nunca aparecieron, ni las cenizas, de lo que se supone debía estar ahí.
El memorando del miedo
El Frauderendum
La Antorcha DE LA INDEPENDENCIA cruzando Cartago en PATRULLA, libremente.
La militarización de los actos de gobierno. Más policías que ciudadanos presentes.
Los paseos en avioneta o en helicópteros, obviamente, estatales.
El diálogo, porque como Nobel de la Paz (debió ser un Oscar de la Academia al mejor actor) fuiste ejemplo de diálogo. Criticando lo que no te gustó o no querías y no aceptando ideas externas. Llamándonos trasnochados, comunistas y otras palabras a todos aquellos que nos opusimos.
La PAYASADA que hiciste con Honduras.
La defensa a China en la ONU. Gracias estadio, gracias bonos, gracias negociaciones ocultas.100% respetuoso de los derechos humanos, aquel gobierno.
El proyecto de salario único.

Y promesas, promesas, promesas.

Demostraste, una vez más, como estamos en una dictadura "democrática". Tu poder ¡OH FHÜRER! Demostrado quedó.

Y espero equivocarme

No quiero una marioneta.
No quiero a los mismos.
No quiero a esas argollas, faltos de huevos.
No quiero más populismo mediático.
No quiero a Rodrigo en 2014.


Acuerdos, diálogos, espero señora Presidenta que su discurso recién concluido sea verás... después del circo populista que significó su traspaso de la banda presidencial. Y que el populismo seguirá, inclusive, ahora más tarde con sus conciertos, buenísimos, si. Pero conciertos populistas.

Espero que cambie, de fe en su palabra, la mantenga y la defienda. Quiero confiar en que usted va a cambiar muchas cosas en este país, solo quiero confiar, espero que usted me haga confiar. Inicie por buen camino, siga adelante y rectifique los errores de su partido.