viernes, 2 de noviembre de 2012

Realidad Politica del  País:
Conforme avanza el tiempo y se nos va este 2012 los movimientos políticos van en aumento.
Un José M. Figueres que “sorprende” con su declaración de no participar en la convención liberacionista como precandidato, Araya aventaja a Arias casi por el doble en las encuestas; un abrazo fraternal se dan Rafael Ángel Calderón y Otto Guevara, don Otto no pierde oportunidad para figurar; el mayor de los Figueres propone una alianza contra el partido que su padre fundó.
Mientras todo esto sucede, los costarricenses se entretienen con esta novela y no se dan cuenta que el dólar sube de un día para otro más de tres colones, la Tasa Básica Pasiva (TBP) se mantiene en 10.25% gracias al jalón de orejas que le da la Presidente a los jefes de los Bancos Estatales. Las filas de carros para el regreso a casa, después de una jornada ardua, son interminables gracias a los no muy pequeños huecos en todas las vías del país.
Por cierto, hoy jugó la sele en la categoría de Futsal (perdió contra Tailandia en la inauguración) y el próximo domingo es el clásico, ¡que dicha!
Llama la atención como a inicios de año, con todo el escándalo de la Trocha Juan Rafael Mora milagrosamente, la TBP empieza a bajar, el dólar permanece estable tocando el piso de la banda.
¿En realidad estos indicadores económicos son producto de las transacciones financieras del país, o más bien son producto de decisiones políticas, antojadizas y hasta especulativas? La respuesta está en el aire, ya todos la sabemos.
¿Quién en realidad desgobierna este país, la señora Chinchilla Miranda o el señor Luis Liberman?
Funcionarios de esta administración, apelando al nacionalismo, a la soberanía del País, al sentimiento anti Ortega, saquearon las arcas públicas por millones de dólares, mientras que la clase trabajadora paga cada día más por los préstamos para la adquisición de su vivienda ya sea su cuenta en dólares o colones.
Millones de colones se gastan en recibir “testigos” en una comisión investigadora en la que todos concuerdan que fue Luis Liberman quién dio las órdenes de cómo gastar esos dineros.
Todas las decisiones de este gobierno ya sean malas o muy malas, al parecer, pasan por las manos de Luis Liberman, un famoso banquero que se ha dedicado a proteger a su gremio en contra del bienestar de la clase trabajadora. Y la clase trabajadora continua divirtiéndose con la novela PAC, PUSC, PLN y PASE.
Ah, por cierto, el título no contiene falta ortográfica, la falta de una tilde fue al propio para expresar mi sentimiento. Que realidad más dura y triste de verdad

Carlos Herrera Carvajal
01/11/2012